Nokia Lumia 920 / Imagen: Xataca

Nokia Lumia 920 / Imagen: Xataca

Por Óscar Colorado Nates

La fotografía es hoy omnipresente gracias al teléfono celular. Solamente en México hay más de 90 millones de líneas de teléfono móvil y de estos equipos un 80% incluye cámara. De modo que hacer una foto es hoy más fácil y accesible que nunca. Pero, para hacer buenas fotos, ¿cuál es el mejor teléfono?

A principios de junio de 2013 hay tres modelos de teléfonos móviles que vale la pena revisar si lo que buscamos es una cámara con mejores capacidades que las del teléfono promedio: Samsung Galaxy S4, Lumia 920 de Nokia y, por supuesto, el iPhone 5.

Antes de revisar las fortalezas y debilidades de estos equipos vale la pena recordar que en la fotografía con teléfonos celulares existe un problema que no ha podido resolverse satisfactoriamente en términos fotográficos: el espacio. Si se desea un teléfono portátil, se sacrifica la calidad de la imagen tanto por un sensor diminuto como una óptica limitada. Los objetivos incluidos con la cámara son fijos, el zoom es digital y esto puede implicar una degradación de la imagen. Por otra part,  aunque se ha buscado crear un sensor más grande, el espacio físico es una gran limitación. De modo que hay un hecho que debemos afrontar: la mejor cámara en un celular es peor que cualquier cámara fotográfica compacta barata.

Dicho lo anterior, retornemos a cada uno de nuestros teléfonos:

Galaxy S4

Galaxy S4

El Samsung Galaxy S4 tiene un sensor de 13MP y su nivel de ruido se nota menos gracias a la resolución (al menos cuando se ve en la pantalla del teléfono). Es una cámara con un nivel de exposición consistente y un flash que, dadas sus limitaciones, funciona razonablemente bien. La calidad promedio que ofrece es bastante buena y es una cámara razonablemente versátil.

El iPhone 5 es una buena opción en términos de calidad de imagen en sitios iluminados y en interiores con poca luz. Tiende a quemar la zona de las luces y si se usa el flash en retratos. En condiciones bajas de luz la calidad de la imagen decrece y las posibilidades de una imagen vibrada aumentan.

El Nokia Lumia 920 es un teléfono con un pedigrí interesante: para comenzar, Nokia ha incorporado ópticas Carl Zeiss desde hace un buen tiempo. El 920 incluye un objetivo luminoso (f/2.0) con estabilización óptica y es el más angular de todos, con 26mm (35mm equiv.), usa doble sistema de LEDs para el flash y puede capturar imágenes con una luz relativamente baja.

Es importante mencionar que ninguno de los tres teléfonos es perfecto, ni sus cámaras. El que quizá ofrezca un equilibrio más interesante es el Galaxy S4 de la firma coreana, pues además de una cámara bastante decente es un smartphone que se ha convertido en el principal dolor de cabeza de Apple. Como usa Android se pueden encontrar aplicaciones de todo tipo y es un sistema versátil. Es una gran opción.

El iPhone 5 tiene todas las virtudes y defectos de ser Apple. Es un teléfono hermoso con un sistema operativo excelente, toneladas de apps para dar y repartir, solamente que se tiene que vivir atado a las idiosincrasias cupertinianas. Por supuesto para los fans de la manzanita no hay otra opción. Para el resto de los usuarios simplemente hay que recordar que no es un teléfono barato (no importa el plan en que se compre o contrate) y es un sistema cerrado en el que no se puede escapar del ecosistema iTunes.

iPhone 5

iPhone 5

El Nokia Lumia 920 puede presumir de tener la mejor cámara incorporada a un celular, sin embargo a todos los amigos fotógrafos que estén por desenfundar la gold card hay que advertirles que todo va muy bien, excepto que este modelo está montado en un sistema operativo Windows Phone… sí, ya puedo escuchar el rechinar de dientes.

El teléfono celular como cámara tiene la gran ventaja de la conectividad inmediata y el tener a la mano siempre un dispositivo para hacer fotos. El problema es que la calidad y limitaciones siguen siendo un reto para hacer fotografías realmente usables.

¿Cuál es mi solución en lo personal? La verdad es que uso un celular de $300 pesos (el Nokia más barato que encontré); para las apps, jugar, ver películas y conectarme a Internet uso un iPad (prefiero esto a una mini-micro-nano pantalla) y siempre cargo conmigo una Canon Powershot S110 IS que es una de las mejores cámaras que se puedan meter en el bolsillo de una camisa. ¿Que es mucho cargar? Después de hacer fotos con una cámara de cajón de gran formato y trípode obligatorio, créanme que tener en mi mochila cámara, teléfono y iPad no es problema. De modo que, ¿quién necesita un smartphone? Bueno, al menos yo no.

***

Óscar Colorado es catedrático titular de Fotografía Avanzada en la Universidad Panamericana (Ciudad de México), autor de los libros “Fotografía de Documentalismo Social”, “Fotografía Artística Contemporánea”, entre otros, y creador del blog www.oscarenfotos.com, espacio de reflexión fotográfica líder en Iberoamérica.