Foto: www.facebook.com/UPMexico

Foto: www.facebook.com/UPMexico

Llegó agosto y las puertas de las universidades abren desde muy temprano para recibir a los estudiantes. Las alarmas suenan temprano para que los alumnos se preparen de la mejor manera y lleguen puntuales al primer día de clases. Un nuevo semestre ha empezado.

Los alumnos de nuevo ingreso llegan temprano para iniciar con pie derecho su vida universitaria. Ubican los salones rápidamente para evitar retardos o faltas, ya que éstas no son tomadas a la ligera y pueden ser motivo de reprobación de la materia. Entablan amistad con las personas que tendrán a su lado, porque son con los que convivirán durante los próximos cuatro años; vivirán muchas experiencias juntos en trabajos parciales o finales, en los cuales demostrarán por qué eligieron tal o cual carrera y por qué quieren sobresalir en ella.

También están los que van a mitad del camino, los que ya tienen experiencia en la universidad: se reencuentran con sus compañeros, ya conocen a los maestros, sus sistemas de evaluación y seguirán dando su mejor esfuerzo hasta terminar la carrera y lograr su titulación.

Por último, se encuentran los que entran a su último semestre o año: en poco tiempo su vida universitaria habrá llegado a su fin. Todo empezó con una larga travesía: los “pequeños” jóvenes con hambre de conocimiento ahora se han convertido en personas con experiencia para combatir más allá de las paredes de la universidad.

Les deseamos a todos los alumnos de la Universidad Panamericana una excelente primera semana de clases; que inicien de la mejor manera posible y que disfruten su estancia en la institución, ya que es de las mejores etapas de la vida.