Empática, autoexigente y una locutora innata, así es como se describe Karla Rojas, mientras platica con Diario UP sobre su llegada a la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana (UP), campus México, como la nueva directora de posgrados.

Aunque toda su vida profesional se ha desarrollado en el ámbito empresarial, desde hace años su corazón ha estado cerca de la Comunicación.

“Siempre me ha gustado la Comunicación. Me gusta escribir, me encantan los medios, soy una conductora innata”, relata Rojas en una conversación salpicada de carcajadas.

“Estudié conta (Contaduría) por alguna razón rara de la vida. Yo estaba entre Comunicación y merca (Mercadotecnia), pero cuando me vine a inscribir (a la UP) me dijeron: ‘No, ¿sabes qué?, se cerraron las inscripciones, métete a Conta’”, recuerda la entrevistada.

Y, aunque no se veía en un futuro como auditora o dentro de un despacho de contadores, acabó esa licenciatura. Entró al mundo laboral en empresas y plazas que estaban vinculadas a aquellas carreras que originalmente había deseado perseguir.

“Todavía estaba estudiando aquí y trabajando en Reuters. Estuve en Delta Network Systems y en WPP, una empresa consultora de marca”, detalla. “En Reuters, estaba en la parte corporativa (…) y en Delta, como coordinadora de Mercadotecnia y atención a clientes”.

Karla Rojas ya está familiarizada con las instalaciones de la Escuela de Comunicación UP

Tras laborar en WPP, Rojas, quien se considera “eco-friendly”, “pet-friendly” y es vegetariana, recibió una llamada de Martha Debayle, quien la invitaba a incorporarse a una de sus revistas, pero decidió no seguir este camino: una propuesta más atractiva había surgido para ella en la UP.

“Yo estaba terminando mi tesis de maestría, y el director de mi tesis me dijo: ‘Ven porque necesito un coordinador’”, describe la nueva directora de posgrados. Ella había cursado en la misma UP una especialidad en Mercadotecnia y la Maestría en Administración de Proyectos.

Fue así como, hace ocho años, Rojas, quien es soltera y tiene un perro pomerania llamado Pancho, se incorporó a la Escuela de Empresariales del campus México. En esta, además de coordinadora, fue jefa de academia de la licenciatura de Administración y Negocios Internacionales.

El desahogo de sus responsabilidades diarias en estas labores no evitó que participara de forma activa en Radio UP.

“Tuve un programa por tres o cuatro años. Se llamaba Escenario Empresarial y traíamos invitados de empresas a que nos platicaran sobre temas actuales de Mercadotecnia, de Finanzas, Economía”, dijo la nueva integrante de la Escuela de Comunicación. “Ahora (me gustaría hacer un programa) más enfocado a temas políticos, internacionales, qué pasa en México, en el mundo”.

En el diálogo sostenido en el Cielito Querido Café de Valencia, dos pisos debajo de donde está su nueva oficina, marcada con el número 13, la entrevistada relata su gusto por el bossa nova, la música clásica moderna, el ejercicio y la literatura, sobre todo, la obra de Javier Moro, quien, con frecuencia, ambienta sus libros en la cultura india.

También, profundiza en el desafío que involucra su nueva labor como directora de posgrados de Comunicación.

“Es un reto padre, una nueva área y salir justo como de tu zona de confort, porque es lo que conoces”, explica. “Es una escuela diferente, hay que ir conociendo poco a poco todas las áreas y a todas las personas que se involucran”.

“Tienes que ver desde la parte back (de la oferta de posgrado) -procesos, cómo se encuentran, cómo están sus programas, gestión-, el middle -que es el tema de profesores, cómo los estás midiendo, cómo los estoy tratando, desarrollando-, hasta el front -que es cómo te estoy percibiendo; es el posicionamiento, mercadotecnia, eventos-”, detalla.

Para el futuro, Rojas sueña con hacer un doctorado en un programa que una la cultura, el protocolo y la comunicación; también, quizá, vivir un tiempo en otro país; consolidarse como persona y trascender.

Cecilia Sada