Exalumnos de Comunicación UP hablan en el congreso “El sueño mexicano” de lo que nos espera en el mundo laboral.

Eran las seis de la tarde del miércoles 20 de abril. Habíamos oído hablar a expertos de Radio y de Música; habíamos pasado el día en el auditorio–decorado con el tradicional papel picado mexicano– escuchando cómo el mundo y la comunicación han cambiado. Habíamos disfrutado de Dunkin’ Donuts y de los concursos de Apple cuando llegaron cuatro egresados de Comunicación UP a contarnos qué han hecho después de salir de la universidad.

Entre los ponentes que regresaron a su alma mater estaban Paola Barquet, exalumna que ha logrado su sueño al convertirse en conductora de un noticiario; Mariana Sánchez, programmatic account manager en Google; Guillermo Reyna, director de comunicación para Latinoamérica en MTV; y Santiago Betancourt, client executive Jr. en Burson-Marsteller. Este último moderó la mesa.

Cada uno platicó sobre su trayectoria y experiencia en los años que han pasado desde que salieron de la UP, pero también hablaron sobre las piedras que han encontrado en el camino. Paola nos contó que desde que se dio cuenta de que quería ser conductora de un programa de televisión ha tenido que trabajar muy duro, a veces sin paga, a veces haciendo cosas que no le encantan.

Si lo que quieren es llegar hasta arriba y ser buenos jefes tienen que empezar desde abajo”, dijo Paola, “porque sólo así sabrán hacer bien las cosas, y valorarán el trabajo de los demás”. Subrayó que una de las ventajas de la UP es ese afán por inculcarle a sus alumnos valores que en el ámbito laboral son muy apreciados.

Por su parte, Mariana nos contó que descubrió su pasión en el mundo digital y trabajó en empresas como 3M y Coca-Cola antes de ocupar el puesto que tiene hoy. Dijo que lo más importante es crear contenido de calidad y habló sobre la forma en que el mundo está cambiando: se están tumbando paradigmas, las plataformas hoy son distintas, las maneras de comunicar un mensaje son mucho más complejas, pero no importa cómo lo hagas sino qué hagas. Hay que saber qué es lo que quiere el usuario para llegar directamente a él. Como consejo, nos dijo que a ella le ha funcionado jamás decir “no sé”.

“Si llega tu jefe y te pide algo que no tienes idea cómo hacer, tú sólo contéstale ‘yo me encargo’. Ya después ves a quién le preguntas cómo hacerlo”, dijo Mariana.

Guillermo dijo que él sufrió mucho la universidad, hubo clases que le costaron mucho trabajo pero que hoy agradece todo lo que le dio la UP. Comentó además que hoy en día hay miles de comunicadores sin trabajo, pero no porque no haya trabajos. Lo que te va a hacer sobresalir –dijo a los alumnos– es la cultura y la capacidad para escribir bien.

“Encuentren esa pequeña cosa que les apasiona y no la suelten”, finalizó Memo. Al terminar la conferencia, Diario UP se acercó con Mariana y la entrevistó.

Foto: Héctor Tapia

Foto: Héctor Tapia

¿Qué herramientas te dio la UP que te han ayudado en la vida profesional?

Te puedo hablar de dos tipos de habilidades. Una: las cosas duras… la verdad es que odiaba estadística pero si no hubiera tomado esa clase hoy no podría hacer los números que hago 80 por ciento de mi tiempo. También escribir, escribir y escribir un montón; te vuelves bueno después de escribir tanto. Toda la parte de investigación, entender lo que los demás necesitan, etcétera.

Estas herramientas duras no son nada si no tienes otras habilidades, éstas sí me parece que son únicas de la UP: el compromiso –nadie te enseña a ser tan comprometido como la UP– y la ética –el tema de los valores y ser una persona de una sola pieza–. Ser siempre la misma persona: no estás cambiando de humor de acuerdo con el lugar en el que estés o lo que de dicen. Es ser congruente… y por eso lo que les decía: encuentra una empresa que vaya de acuerdo con tus valores y si no la encuentras, fúndala, créala, necesitamos emprendimiento en México.

¿Qué necesita una persona para entrar a Google?

Google en específico busca cinco habilidades, una de ellas es el liderazgo: si eres de esas personas que de repente son retraídas, que no les gusta hablar mucho en público o formar parte de un equipo, desarrolla esta habilidad.

Otra es el conocimiento: debes tener un conocimiento de la industria… aprende todos los días algo nuevo, todo lo que puedas de tu industria, nunca sabes cuándo lo vas a necesitar.

Google busca lo que llama googliness, es lo que en la UP llamaríamos valores: ser abierto, compartir información, ver primero por los demás y luego por ti.

También hay que prepararse mucho, hay que hacer la tarea. Yo nunca estudié tanto para una entrevista como cuando entré a Google. Hay que aguantar, es un proceso súper largo que toma entre seis meses y un año, depende del puesto.

El inglés para Google es muy importante… y la actitud: si ven que muestras mucha pasión por lo que haces les encanta.

¿Cómo saber qué es lo quiere el consumidor para ser realmente creadores de contenidos de calidad?

Necesitas estar observando todo el tiempo. Tomar la información que observas –que es cualitativa– y juntarla con los números –que es cuantitativa–. Al unir calidad y cantidad vas a poder crear contenidos. También te diría: no pierdas el piso. No porque yo trabaje en YouTube significa que deje de ver televisión abierta y ver qué es lo que la gente busca. Nunca pierdan el piso y siempre estén atentos y observando.

También pudimos platicar con Guillermo Reyna:

Foto: Héctor Tapia

Foto: Héctor Tapia

¿Qué herramientas te dio la UP que te han ayudado en la vida profesional?

Escribir bien: no sólo ortografía y redacción, sino también estructurar una idea y un guion.

Si tienes que contratar a alguien, ¿qué es en lo que más te fijas en su currículum?

Cuando se trata de becarios, más que el currículum –porque sé que están estudiando, la verdad no me fijo mucho en la experiencia– les hago un examen de ortografía y redacción de diez páginas porque al final ellos escriben; los becarios conmigo no archivan hojas o llevan café, tienen responsabilidades reales, tienen contacto con medios de comunicación y los reciben en alfombras rojas, deben tener un manejo impecable en la comunicación.

Por otro lado, alguien que sea muy trabajador, que no le importa si se queda una hora más o si se queda un domingo, porque le aseguro que va a aprender mucho. Por último, alguien humilde: no hay nada peor que tener a alguien que trabaje contigo o para ti que crea que no lo mereces.

Si es alguien con más trayectoria me fijaría en la ética profesional porque eso es lo que a mí me separa de muchas personas…. también el sentido común que te da la experiencia, creo que es algo que falta mucho en las áreas de comunicación.

¿En qué se diferencia tu generación de las que ahorita están en la carrera?

Ustedes tienen una gran ventaja: los que estamos acá arriba decimos “ahora todo es digital”, para ustedes siempre fue digital… el chip que traen ustedes de hacer las cosas diferentes, de estar en contacto con la gente y saber qué ocurre, o lo que podría gustar a alguien respecto de una noticia o contenido, es algo que no tiene la gente de más de 35 años.

De sus historias y consejos cabe rescatar que nunca hay que perder el piso, ser siempre humilde y conservar la ética y los valores.

María Bolio Benítez (@mariabolioo)