La radio ha estado presente en nuestras vidas, la de nuestros padres y abuelos. Si bien en la actualidad no guarda el mismo grado de relevancia de hace algunas décadas, todavía podemos acudir a éste como un aliado durante una tortuosa mañana de tráfico, como el mejor remedio para entretenernos el día en que se va la luz en nuestras casas o ese espacio al que siempre podemos recurrir para informarnos, divertirnos, reflexionar y escuchar música.

Romina Pons destacó la importancia de ser perseverantes con el trabajo // Imagen: Héctor Tapia

Romina Pons destacó la importancia de ser perseverantes con el trabajo // Imagen: Héctor Tapia

Desde la llegada de la televisión a mediados del siglo pasado el impacto de la radio en nuestra vida cotidiana ha sufrido un decremento considerable, mismo que, años más tarde, se vería acentuado con el surgimiento del internet y el sinfín de posibilidades de comunicación que esta nueva tecnología nos brinda. La industria radiofónica ha sabido sobreponerse a la competencia de este gigante informático y hoy en día sigue su paso con un gran número de radioescuchas y líderes de opinión que recurren a este medio para generar contenido de calidad.

En el marco del Congreso de Comunicación: “El sueño mexicano”, celebrado el pasado 20 de abril en el Auditorio de la Universidad Panamericana, la mesa de radio estuvo compuesta por cuatro líderes emergentes del medio nacional: Romina Pons, gerente de Reactor 105; Javier Risco, locutor en W Radio y conductor de un programa en El Financiero; y Jimena “Jimo” Stephano junto con Antonio “Korno” Espinosa, integrantes del programa Triste Turno.

La radio en los tiempos de los millenials

Javier Risco comenzó la ponencia formulando una serie de preguntas a la audiencia: “¿Los millenials escuchan radio? ¿Cómo se atrae a este público? ¿Solo los románticos escuchan radio?”. Para Romina Pons la función de la radio no se opone a las nuevas tecnologías, sino que ambos se complementan. Asegura que a pesar de la idea popular que establece que la radio va en decadencia “los números indican que la gente escucha radio”. La conductora de Reactor afirma que la mejor manera de entender a los millenials es escucharlos. Romina lanzó un reto contundente a todos los jóvenes que desean entrar al mundo radiofónico: “Ponme algo nuevo, aunque me asuste. Ponme algo fuera de lo común”. Por su parte, Javier Risco comentó que el modelo de radio que se desarrolla en Estados Unidos, en donde se producen contenidos en una enorme cantidad de plataformas tales como los podcast, es digno de admirar.

Espacio, tiempo y dinero: los retos de la radio

Javier Risco alentó a la comunidad universitaria a seguir adelante con su ambición // Imagen: Héctor Tapia

Javier Risco alentó a la comunidad universitaria a seguir adelante con su ambición // Imagen: Héctor Tapia

Los ponentes coincidieron en la gravedad de un obstáculo de gran peso en los medios actuales: el presupuesto. Denunciaron que existen proyectos importantes que necesitan de horas de trabajo pero, lamentablemente, el presupuesto y recursos que las grandes cadenas destinan a éstos es limitado. Romina Pons señaló que “necesitamos tiempo, dinero y gente para hacer contenidos originales”. Javier Risco aseguró que el talento de los jóvenes comunicadores mexicanos vería un gran impulso con el respaldo de los medios en sus proyectos sin importar que éstos sean demasiado ambiciosos y requieran un trabajo de investigación que se prolongue por meses. La apertura de espacios para generar contenidos es una herramienta a la mano de los jóvenes en la actualidad: “Ya no es necesario estar en un medio tradicional para ser escuchado”, afirmó Antonio Espinosa.

Perseverancia: clave del éxito

Cuando no están compartiendo sus anécdotas y consejos a jóvenes, los ponentes de esta mesa cambian los auditorios universitarios por las cabinas de radio por medio de las cuales su voz llegará a miles de radioescuchas. Estas cabinas cuentan con los recursos  necesarios y la tecnología requerida para llevar su trabajo a distintos puntos del país y, en algunos casos, el exterior de la república. Si bien las cabinas profesionales, así como la vasta audiencia, son la meta a alcanzar de cualquier joven que desea hacerse un sitio en esta industria, los cuatro locutores explicaron que el proceso para alcanzar reconocimiento está muy lejano de ser catalogado como un sueño.

Antes de ser colaborador en W Radio y conductor de su programa de televisión, Javier Risco comenzó su carrera en la industria de la radio con un programa universitario que escuchaban no más de cinco personas. “Acérquense a la radio, hagan radio”, alentó el comunicador a los asistentes al congreso. Por su parte, Romina Pons probó su suerte en distintas emisoras de la capital mexicana y al verse de privada de un puesto dentro de la industria decidió llevar sus ideas a cadenas de algunos estados del país. Romina explicó que: [En sus primeros años de trabajo] No recibí un peso por lo que hacía y llega un momento en el que te dan ganas de tirar la toalla”. Sin embargo, tras años de trabajo ininterrumpido logró consolidarse como la titular de una popular emisora. Por último, la directora de Reactor condenó la impaciencia y la falta de constancia de las nuevas generaciones: “Los jóvenes quieren tener su programa a los veinte minutos de trabajar”.

"Korno" Espinosa ha defendido su proyecto ante críticas de gente del medio y radioescuchas // Imagen: Héctor Tapia

“Korno” Espinosa ha defendido su proyecto ante críticas de gente del medio y los mismos radioescuchas // Imagen: Héctor Tapia

El caso de los integrantes del Triste Turno no fue distinto a los dos anteriores. Antonio Espinosa fue rechazado en un par de ocasiones de una prestigiosa universidad abierta por lo que se vio forzado a buscar otras opciones educativas. Así llegó a la Universidad Iberoamericana donde, tras años de trabajo en las distintas áreas de producción radiofónica, convirtió en realidad el sueño de ser conductor de su propio programa. Jimena Stephano se unió al proyecto de Antonio años después y, al igual que “Korno”, empezó desde cero en la industria hasta hacerse acreedora a un puesto en la alineación titular del Triste Turno.

Nos acercamos a “Jimo” y “Korno” para conocer más sobre de su proyecto, sus inicios en la industria radiofónica y, con motivo del Congreso, sus sueños para la radio en México. A continuación les compartimos esta entrevista en exclusiva con los miembros de #tristeturno:

untitled-poster (2)

Héctor Tapia Martínez