Organizada por los fans para los fans, la Exposición de las Galaxias cerró sus puertas el pasado domingo.

Después de una temporada de visitas continuas de warsies de toda la vida, así como de nuevos fanáticos, el conjunto de más de 300 piezas está listo para ser regresado a las colecciones privadas de las que proviene.

Ubicada en el parque Naucalli, en Naucalpan, Estado de México, la exposición ofrecía en ocho salas una amplia colección de memorabilia y artículos originales de la saga completa de Star Wars, incluyendo objetos de la trilogía original, las precuelas, el episodio VII e, incluso, las series animadas.

Comenzando por una sección repleta de posters, el recorrido incluía estatuas de tamaño real de personajes como Darth Maul, Yoda, C3PO, R2D2, Boba Fett y Darth Vader y le daba a los espectadores la oportunidad de encontrarse con naves tan icónicas como el X-Wing, el AT-ST y un TIE de la Primera Orden.

Entre los artículos originales se podían contar cascos, armas y vestuario pertenecientes a personajes como Han Solo, Luke Skywalker y soldados Stormtooper, acompañados por una selección especial de sables láser de los jedi y sith más famosos.

La frontera de las franquicias se traspasó y era posible encontrar incluso piezas icónicas de otros universos de ciencia ficción como Star Trek y Back to the Future; que incluían el Delorean, la USS Enterprise y un jersey original autografiado por Leonard Nimoy, famoso por su papel del Sr. Spock, compartiendo la atención de los visitantes.

“Es una experiencia única que nos ofrece a nosotros los fans la oportunidad de estar cerca de este universo que amamos y que tanto significa para nosotros”, afirmó Joel, un joven que visitaba la exposición.

José Rodolfo Duarte Guerrero