Alejandro Cuarón fue reconocido en 2014 como mejor director por parte de la Academia | Imagen: Héctor Tapia

Las últimas películas dirigidas por Alfonso Cuarón han tenido como escenario a un futurista Reino Unido y al abismal espacio exterior. Para su próximo estreno, el también productor decidió regresar al lugar que lo vio formarse como cineasta: la Ciudad de México.

La producción de la cinta que llevará por título ROMA convocó a los medios de comunicación el pasado 14 de marzo en el Museo de la Ciudad de México para anunciar que la filmación ya ha concluido.

Cuarón encabezó la conferencia de prensa acompañado por su colega Eugenio Caballero, encargado del diseño de arte de la película.

“Regresar a filmar a México para mí ya era una necesidad. Era una comezón que ya llevaba años”, aseguró el director de 55 años tan pronto como hizo uso del micrófono.

Desde el rodaje de Y tu mamá también (2001), Cuarón no había vuelto a México para grabar. Aprovechó para dejar claro que fueron situaciones de su agenda profesional y circunstancias personales las que lo habían mantenido en otro espacio geográfico.

“Yo puedo vivir en el extranjero, pero mi cabeza sigue pensando en México. Mi ser es chilango y yo estoy al tanto y muy en contacto con mi país al que extraño”, expuso.

ROMA contará la historia de una familia de clase media en el México de inicios de los años 70. La época elegida por Cuarón lo une en un plano más personal con la trama, ya que recuerda elementos y vivencias de su infancia.  

Si bien la conferencia tenía como objetivo hablar sobre el proyecto fílmico, tanto Cuarón como Caballero prefirieron reservarse detalles sobre la narrativa y el elenco. Únicamente confirmaron que la película llegará a los cines el próximo año.

El encuentro con los medios giró en torno a los pormenores de la grabación que ambos calificaron como un reto mayor, al tratarse de una historia situada cerca de medio siglo atrás.

“En esta película, la Ciudad de México es un personaje”, comentó Cuarón. “Nos enfrentamos a una ciudad absolutamente cambiada, pero logramos sacar la película aquí”.

Explicó que durante la planeación de ROMA se contempló la posibilidad de grabar en provincia para recuperar el ambiente de la década de 1970, pero no fue necesario gracias a una buena coordinación con el gobierno de la Ciudad de México.

La mancuerna entre el equipo de producción y distintas delegaciones de la capital se tradujo en la facilitación de los permisos necesarios para grabar en calles, edificios y otros lugares de la ciudad como en la calzada México-Tacuba.

Este último lugar se utilizó para rodar una secuencia de ROMA que aborda los hechos de la denominada Masacre de Corpus Christi de junio de 1971, también conocida como El Halconazo. Sin embargo, Cuarón fue puntual en aclarar que este suceso no es un punto central de la trama.

Eugenio Caballero obtuvo la estatuilla dorada del Óscar en 2007 por la dirección de arte en la cinta “El laberinto del fauno” | Imagen: Héctor Tapia

Eugenio Caballero no quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer a la Comisión de Filmaciones de la urbe por el apoyo brindado durante todo el proceso de rodaje.

“Aunque cerrar una calle siempre es molesto, al final la gente entendía que era un proyecto importante y se sumaban. A los vecinos movía la nostalgia al ver a los coches de época”, aseguró.

El cine mexicano de las últimas dos décadas ha visto consolidarse a apellidos como Cuarón, González Iñárritu, Caballero, Del Toro y Lubezki en las esferas más altas de la cinematografía mundial.

Estos han colaborado entre ellos –desde distintas áreas, como la producción, dirección y fotografía– en múltiples títulos, tal como es el caso de las Y tu mamá también, Rudo y Cursi y El laberinto del fauno.

No obstante, para ROMA, Alfonso Cuarón prefirió actuar antes de pensar de más en el proceso de planeación, y tomó las riendas de la película que, según afirma, siempre soñó realizar.  

“Este es el único proyecto que he hecho en mi vida en el que por una cuestión orgánica y esencial no me acerqué ni a Guillermo (del Toro) ni a Alejandro (González Iñárritu) en cuestión de intercambiar el guion y que me dieran notas”, mencionó. “Ellos lo entendieron y ese fue su apoyo”.

A Alfonso Cuarón y Eugenio Caballero les une algo más que el amor al cine. Ambos son ganadores de un premio Óscar de la Academia.

Al ser cuestionado sobre el papel de este reconocimiento en el panorama cinematográfico,  Cuarón contestó: “Le damos mucha importancia a los Óscar. Son una herramienta de mercadotecnia que no tiene nada que ver con el estado artístico del cine como lenguaje”.

Aunque pidió no demeritar el trabajo de los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, fue contundente en su postura.

“Los medios le hacen demasiada alharaca al asunto de los Óscar. No son ninguna autoridad en decidir qué cosa es una buena película o una mala, ni siquiera el festival de Cannes. La única autoridad es el tiempo”, sentenció.

Se espera que ROMA llegue a la pantalla grande en algún punto del 2018 | Imagen: Héctor Tapia

Héctor Tapia Martínez