Driven era, como te habíamos contado, una de las bandas mexicanas más esperadas en el Vive Latino. El grupo debutó en este evento a las 13:35 horas del domingo, en el arranque del segundo día del festival. Con Mireya al micrófono, Stu en la batería, Israel y Tavo en las guitarras, y Donca con bajo en mano, deleitaron al público por un poco más de 30 minutos.

Después de 8 años de haber debutado en el mundo de la música, el conjunto ha participado en eventos como Hell & Heaven e Infest, pero solo cuenta con un álbum que lanzó hace dos años con el nombre “El Orden Del Caos”.

Horas más tarde de su performance en el escenario VL, todo el equipo de este proyecto capitalino se dio unos minutos para atender a los medios en conferencia de prensa. Los rockeros, liderados por Mireya, platicaron de lo que ha sido remar contra corriente desde 2009 y de que ellos están decididos a seguir produciendo.

“Driven, el nombre significa ‘orillado a’ o ‘arrastrado a’, y al mismo tiempo es un motor (…) queremos ser dueños de nuestro destino”, explicó la cantante. “Para nosotros, es hacer música y darle todo a la gente que quiere y está abierta a escuchar nuestra música”.

Posteriormente, hablaron un poco de lo que ha pasado desde 2015, cuando salió su primer disco producido por Manuel Vásquez y Eduardo Contreras del grupo de metal Ágora.

“Queremos hacer una brecha para que vengan muchas más bandas del género, buscamos armar una escena”, comentó Tavo. En ese momento, Mireya complementó que su intención es ir más allá e intentar armar una industria.

Al ser uno de los grupos que abrió el día 19, en la hora de menor aforo al Vive, los miembros de la banda dejaron saber que no importa el momento en que se toque, el espectáculo se tiene que dar igual. Para ellos, nunca será un problema tomar el escenario para deleitar a sus fanáticos.

“(El horario) es algo que nos construye como banda, nos lleva al siguiente escalón y si queremos mejores horarios y escenarios, tenemos que ganárnoslo”, dijo Stu.

Los temas sociales no pudieron faltar y se cuestionó al grupo sobre cómo es la relación entre sus miembros, y en particular el trato a Mireya, considerando que solo hay una mujer y cuatro hombres. Todos soltaron una carcajada y la interpreté decidió pasarle el micrófono a Donca.

“Definitivamente todos somos hermanos, no hay restricciones. Ella dio la iniciativa de ser tratada como igual, es parte de la banda como todos. Tenemos que jalar parejo”, fueron las palabras del bajista.

El día de ayer la banda se presentó junto a Akasha y Black Dog Prowl en Caradura; hoy estarán en la UNAM dando un concierto en la facultad de Ciencias Políticas y Sociales por el Festival Internacional de Arte Urbano Constructo. También asistirán al Encuentro de Bandas de Rock de Latinoamérica que tomará lugar en Texcoco. Finalmente, el 8 de abril darán concierto en el Foro The Pit de la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Jorge Herrera Navas