Diez artistas de siete países cautivaron al público que asistió al Festival de Jazz Internacional de Polanco el pasado fin de semana.

El Teatro Ángela Peralta del Parque Lincoln fue la sede de este concierto, en el que participaron artistas de Brasil, España, Cuba, Estados Unidos, Colombia, Irlanda y México. La entrada el sábado y el domingo fue a las 16:00 y la salida a las 22:00 horas. Durante estas seis horas diarias, cinco artistas compartieron el recinto uno tras otro.

A los lados del escenario había stands de los patrocinadores, así como opciones de comida y mercancía. De acuerdo con los trabajadores de estos puestos, el sábado fue el día de mayor afluencia. Las últimas cinco filas permanecieron vacías ambos días, pero el domingo había también varios lugares disponibles a lo largo y ancho del teatro.

“Yo creo que el teatro estuvo máximo al 80 por ciento y mínimo al 50 por ciento de su capacidad, dependiendo la hora y el día,” comentó María José, trabajadora del stand de comida oriental Kome.

Los patrocinadores se involucraron con los asistentes. Lindt regaló chocolates, Carnet se encargó de las palomitas e IGLU Diamante Premium realizó algunas decoraciones de hielo. También había fundaciones brindando informes, como Amigos Caleidoscopio y Círculo Adopta.

El festival rindió tributo a Víctor Ruiz Pazos, contrabajista veracruzano que ha tocado con artistas como Pedro Vargas y Agustín Lara. Recibió el reconocimiento del público durante el concierto del domingo.

En cuanto a la producción y organización del evento, los asistentes salieron satisfechos, sin importar su edad.

Pepe Vargas, de 54 años, comentó que ha estado en las pasadas dos ediciones del festival y que disfrutó el más reciente; “Cada año mejoran la organización y cuidan más detalles, como el sonido”.

Su opinión fue compartida por Juan Carlos, 34 años más joven.

“Me gustó. Es una gran forma de aprender sobre el género y sobre qué artistas son buenos,” sostuvo el joven.

El artista mexicano Héctor Infanzón fue el más aplaudido por los espectadores, con su jazz fusión con toques de danzón.

“Mi favorito fue sin duda (Héctor) Infanzón, hasta me dieron ganas de bailar”, afirmó Pepe, otro de los asistentes.

Además de él, el festival contó con la presencia de Marcos Milagres (Brasil), Miguelo Delgado (España), Ricardo Benítez (Cuba), Marco Mendoza & Otmaro Ruiz (Estados Unidos), Ilan Barlavi y los Sónex (Estados Unidos y México), Alex Mercado y Rob Duguay (Estados Unidos y México), Urpi Barco (Colombia), Louise Phelan Quinteto (Irlanda y México) y Betuco’s Wet Paint (México).

Sebastián Valencia