The Piano Guys en el Teatro Metropólitan / Foto: Paola Ortiz

The Piano Guys en el Teatro Metropólitan / Foto: Paola Ortiz

Por Paola Ortiz

El pasado 30 de julio The Piano Guys deleitaron a cientos de personas que se dieron cita en el Teatro Metropólitan para escuchar en vivo las increíbles melodías que salen de los instrumentos del pianista Jon Schmidt y el cellista Steve Sharp Nelson.

Eran las ocho de la noche y los espectadores comenzaban a llegar, la imponente fachada del recinto era testigo de cómo grandes y chicos entregaban sus boletos en la entrada con el semblante lleno de emoción y expectativa. En la tablilla principal del teatro brillaban en color oro tres palabras: The Piano Guys.

Adentro, las monumentales columnas griegas perfilan el escenario en el que descansan un piano de cola  negro y tres cellos alrededor de una silla; el foro comienza a llenarse poco a poco y con la magia de una construcción antigua y llena de detalles por todas partes, el teatro traslada a otros tiempos en los que el arte destacaba ante todo.

Y, de pronto, la tercera llamada antecede a la presencia de Jon y Steve, dos músicos que han tenido un gran impacto en YouTube subiendo vídeos en los que interpretan diversas melodías de canciones clásicas y modernas, mostrando su inminente talento musical.

Los dos saludan al público y agradecen la asistencia y el apoyo de los ahí presentes.

“Nunca antes nos habíamos imaginado llegar hasta aquí, estar con ustedes esta noche. Nos gusta mucho estar aquí en México con las personas más cálidas del mundo”, saluda Jon. “Sabemos que muchos de ustedes vienen desde muy lejos y hacen un esfuerzo enorme por estar aquí con nosotros, muchas gracias”, agrega Steve.

Es entonces cuando la magia comienza y los instrumentos que antes posaban estáticos e inanimados en el escenario cobran vida en las manos de estos músicos creando torbellinos de notas precisas cargadas de emotividad y sentido.

The Piano Guys / Cortesía: maspormas.com

The Piano Guys / Cortesía: maspormas.com

El silencio se rompe con el cover de “Rolling in the deep”, muy a su manera, para continuar con “Love Story Meets Viva La Vida” y “Bourne Vivaldi”.

Anteriormente había escuchado a estos chicos gracias a su canal en YouTube, pero escucharlos en vivo es una experiencia que, por mucho, lo supera. Es cuando las palabras de Beethoven cobran sentido y la música se vuelve la expresión más alta que cualquier filosofía dictada.

La velada continua con “All of me”, “Pachelbel Meets U2” y el tema principal de Charlie Brown apoyado por el video que grabaron en un asilo de ancianos a los que describieron como “uno de los mejores públicos que hemos tenido”.

Y en este punto de la nota, mi querido lector, tengo que confesar que nunca antes me había emocionado de tal manera en un concierto. Estos músicos realmente aman lo que hacen, y no hace falta que lo digan ya que es algo que emana como luz en cada una de las melodías que interpretan.

A lo largo del concierto Jon y Steve interactúan varias veces con su audiencia, contando anécdotas que  ocurrieron durante la grabación de algún video e incluso contando historias personales que demuestran que a pesar del impacto que han tenido en la industria de la música, estos chicos son ante todo personas humildes que comparten su talento con el mundo y hacen música porque es lo que más les apasiona.

Después, Jon explica cómo surgió la idea de tocar “A Thousand Years” de Christina Perri: “Mi hija se emocionaba mucho con esta canción cada que la escuchaba, decía que era muy romántica, así que decidí tocarla en el piano y entonces… surgió magia, realmente es una melodía de amor muy bonita. Así que está noche se la quiero dedicar a mi hija y a todos ustedes. Espero que la disfruten”.

Luego de “Michael meets Mozart”, Jon nos muestra sus habilidades con el piano interpretando “Waterfall” solo, para después dejar el escenario a Steve, quien no se queda atrás e interpreta “Bethoveen’s 5 Secrets”, una de sus melodía más conocidas y que entre la mezcla de emociones que genera en el público logra poner de pie a más de uno.

The Piano Guys / Cortesía: maspormas.com

The Piano Guys / Cortesía: maspormas.com

“¿Cuántos músicos hay aquí está noche? Sigan practicado y asistiendo a sus clases, así lo lograran y llegarán a ser grandes”, invita Steve.

The Piano Guys son uno chicos muy carismáticos y divertidos, que además de deleitarnos con su música, enseñan a la audiencia las habilidades de Jon para bailar y de Steve para hacer diferentes sonidos cómicos con el cello.

El concierto llega a su recta final pero antes de despedirse, The Piano Guys interpretan “Don’t Worry, Be Psycho” y “Paradise”, para cerrar con broche de oro con  “What makes you Beautiful” al lado de Tel Stewart –encargado de hacer los vídeos del grupo– y Al van der Beek –el productor musical. Después de una ola de “otra, otra, otra” The Piano Guys regresan al escenario para interpretar “Cielito Lindo” tema que puso a cantar a todo el auditorio y al final se despidieron prometiendo volver. Y gracias a su gran talento y carisma, el público despidió a estos músicos como se merecen: de pie.

Sin duda, se trata de una experiencia inolvidable que recomiendo a todos para la próxima vez que The Piano Guys vengan a México.

Imagen de portada: soundcheck en el Teatro Metropólitan / Cortesía: www.facebook.com/PianoGuys