Roger González entró al auditorio de la Universidad Panamericana en punto de las 20:30 horas. Su participación en “Innovar o morir” pondría fin al Congreso de Comunicación, pero aún quedaban cerca de 60 minutos por delante.

El artista regiomontano tomó el micrófono para dirigirse a un público desconocido para él, sin embargo, las más de 100 personas reunidas en el lugar, en su mayoría alumnos de Comunicación UP, crecieron con la imagen del conductor en sus televisores.

Además de una camisa de cuadros rojos y azules, González llegó al evento con una experiencia de más de 15 años en los medios sobre sus hombros.

Roger González platicó sobre los retos a los que se ha enfrentado en su vida profesional | Imagen: Héctor Tapia

“Soy un bendecido por poder hacer lo que hago. Desde niño supe que quería dedicarme a la industria del entretenimiento”, dijo. Y su trayectoria profesional, ininterrumpida desde los 11 años de edad, avala esta afirmación.

Más que contar su camino hacia el estrellato de manera cronológica, González prefirió rememorar ciertas vivencias con las preguntas que arribaban desde los asientos del auditorio.

En sus primeras respuestas, admitió que una de las decisiones más importantes que ha tomado fue la de alejarse de una de las compañías con mayor presencia en el mundo del entretenimiento: Disney.

“No es fácil dejar atrás el papel de un conductor de programación para jóvenes, pero mis aspiraciones profesionales iban más allá de un trabajo con buen sueldo o gran alcance mediático”, compartió.

Gran parte de su participación en el XVI Congreso de Comunicación giró alrededor de los medios: el pasado, su estado actual y lo que les depara el futuro.

Afirmó que los medios tradicionales y los mensajes que transmiten nunca van a dejar de existir, sino que se tendrán que adaptar a nuevas plataformas.

El también actor de teatro de 29 años dedicó algunas palabras al fenómeno en auge de los influencers en las redes sociales, y su migración a la televisión o la radio.

“Los influenciadores en YouTube y Twitter deben entender que su contenido no cumple con las necesidades de otro medio”, comentó. “Si son buenos en estas plataformas, deberían quedarse ahí, e intentar ser los mejores en el sitio que les corresponde”.

Por otra parte, Gónzalez recordó los 10 años que vivió en Argentina, donde grababa el programa Zapping Zone, para hacer una comparación entre los medios nacionales y los extranjeros.

“Los medios en México están obsoletos. Durante años se vieron a los mismos conductores y no se le dio oportunidad a nuevos talentos (…) Todo es igual. Hace falta arriesgarse”, sentenció.

En sus últimos instantes al micrófono, el locutor de un programa vespertino en EXA FM dejó un consejo al público presente: “Recuerden que a un buen comunicador le apasiona escuchar. Un comunicólogo que cree que lo sabe todo está haciendo mal su trabajo”.

Roger González abandonó el auditorio de la UP una hora después del término de su conferencia, puesto que se fotografió con los estudiantes que lo esperaban pacientemente y firmó un par de copias de su libro autobiográfico.

Héctor Tapia Martínez