Mapa del proyecto del califato islámico, difundido por el Estados Islámico en redes sociales, tomado de www.abc.es/internacional

Mapa del proyecto del califato islámico, difundido por el Estados Islámico en redes sociales, tomado de www.abc.es/internacional

Hay dos palabras que hemos escuchado continuamente las últimas semanas: Estado Islámico. Estas doce letras han salido de las bocas de millones de personas desde que en 2014 este grupo cortó lazos con Al Qaeda. Sin embargo, son pocos los que saben qué es realmente, cómo surgió y por qué a todos les tiemblan las piernas cuando hablan de él. Antes de presentar una cronología que retrata desde el surgimiento hasta al apogeo de poder actual que contempla esta organización terrorista se presentará una serie de palabras clave que el lector debe saber para comprender la situación que se vive actualmente:

  • ISIS: Islamic State of Iraq and Syria (Estado Islámico de Irak y Siria). Grupo que se identifica con una estricta interpretación del islam, con la imposición de la Sharia –ley islámica presente del Corán– y su violencia contra los chiítas, cristianos, yazidíes y grupos no sunitas que ellos consideran herejes, idólatras y apóstatas.
  • Yihad: guerra santa; conversión de los infieles al islam mediante la guerra santa.
  • Califato: es una división político-administrativa del territorio islámico. Bajo el mandato del califa.
  • Califa: autoridad política de carácter religioso que vigila el cumplimiento de los preceptos islámicos.
  • Sunitas: afirman que el legítimo heredero de Mahoma es Abu Bakr, seguidor del profeta.
  • Chiitas: afirman que el legítimo heredero de Mahoma y verdadero líder del islam fue Alí, el esposo de su única hija sobreviviente Fátima y padre de los descendientes de Mahoma.

Una vez entendidas estas palabras, procedemos con la cronología del Estado Islámico:

  • 2003: tras los atentados del 11 de septiembre por parte del grupo terrorista liderado por Bin Laden, Al Qaeda, Estados Unidos invade Irak.
  • 2004: surge el antecedente del Estado Islámico, llamado entonces Organización para el Monoteísmo y la Yihad, el cual hace frente a la invasión norteamericana en Irak y es dirigido por Abu Musab al Zarqawi.
  • 2006: tras la muerte de al Zarqawi, Rashid al-Baghdadi toma el poder de la organización pero sigue bajo la tutela de Osama Bin Laden. Sin embargo, el grupo se expande y se proclama Estado Islámico de Irak.
  • 2011: al desatarse la guerra civil en Siria, la organización se proclama a favor de la población sunita y cambia su nombre a Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés).
  • 2012: la guerra civil en Siria incrementa. Al-Assad, presidente de Siria, es apoyado por Irán así como por Rusia y China quienes tienen intereses económicos relacionados con el petróleo y gasoductos. Como respuesta, los Estados del Golfo y Arabia Saudita –sunitas– apoyan a los rebeldes con dinero y armas. El grupo ISIS, por su parte, asume una lucha fanática en territorio sirio e iraquí para establecer un califato. Inicia su enfrentamiento contra chiitas y cristianos.
  • 2014: Baghdadi corta lazos con Al Qaeda y declara la independencia de su grupo y su soberanía sobre Irak y Siria bajo el nombre de Estado Islámico, autoproclamándose así califa con el nombre del Ibrahim. En este momento el Estado Islámico asume la herencia del antiguo califato que en su mayor extensión llegó a abarcar los siguientes países: Irak, Siria, Israel, Palestina, Jordania, Armenia, Turquía, Chipre, Egipto, Libia, Túnez, Marruecos, España y la península balcánica.
    • El califato reclama la autoridad religiosa sobre todos los musulmanes del mundo. Su objetivo final es recuperar sus territorios históricos, uniendo todas las regiones habitadas por musulmanes.
  • 2014: en agosto el presidente estadounidense, Barack Obama, autoriza los primeros ataques aéreos. Semanas después ISIS sube un video a las redes en el que transmiten la decapitación de un periodista estadounidense, James Foley.
  • 2014: en septiembre Estados Unidos anuncia la formación de una coalición que promete “destruir la amenaza de ISIS”. Ésta está formada por diez naciones: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Canadá, Australia, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca.
  • 2015: en marzo Boko Haram, un grupo militar islamista del norte de Nigeria, jura lealtad a ISIS.
  • 2015: en septiembre el presidente ruso, Vladimir Putin, ordena el inicio de una ofensiva aérea en contra las posiciones del ISIS en Siria. Los yihadistas, en respuesta, derriban un avión ruso en Egipto.
  • 2015: el 13 de noviembre seis atentados en París acaban con la vida de 143 personas y hieren a 300 más; ISIS se adjudica el atentado. Francia, como respuesta, emite una petición a la ONU para entrar en guerra contra el Estado Islámico. A raíz de estos últimos atentados Rusia, Estados Unidos, Jordania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Irán, China, Turquía, Inglaterra, España, Italia, Bélgica y Canadá han tomado la decisión de endurecer sus políticas frente al Estado Islámico, lo cual podría convertirse en una guerra global.

Irak, por su parte, ha autorizado a Estados Unidos y Francia que utilicen su espacio aéreo y también ha mostrado su apoyo a que la coalición internacional utilice su territorio para luchar contra el ISIS.

  • Desde la proclamación del califato, el Estado Islámico ha logrado atraer a una gran cantidad de yihadistas provenientes lo mismo de países árabes del norte de África, que musulmanes residentes en Europa. Ha logrado desarrollar una extensa publicidad en las redes sociales, reclutando mercenarios, jóvenes, niños –principalmente sirios– que entrenan como guerrilleros, e incluso mujeres dispuestas a casarse con yihadistas y procrear musulmanes.
  • El Estado Islámico ha ido capturando una enorme cantidad de armas y recursos naturales en los territorios bajo su control en el norte de Siria e Irak. Se ha enriquecido también al tomar control de regiones petroleras, vendiendo el recurso, a la vez que explotando las industrias del secuestro, la venta de órganos y objetos arqueológicos en el mercado negro.

Con información de la historiadora Chela Mainero, La Prensa y The Independent.

Maite Mainero