Durante la pasada gala del Balón de Oro, hubo una frase que no me puedo sacar aún de la cabeza y que sigo cuestionándola. No es Cristiano diciendo que su hijo es fan de Messi, ni su grito al ganar el “prestigiado” premio, no.

 La frase es la que dice el representante más codiciado y exitoso en toda Europa: Jorge Mendes. A la cadena británica de Sky Sports declaró lo siguiente, “La verdad es que a día de hoy no sabemos qué sucederá. Lo que sí puedo confirmar es que jugará en uno de los mejores equipos del mundo la próxima temporada”.

 Sí,  se refiere  al futuro de uno los killers más letales de los últimos de años, del colombiano Radamel Falcao. Y es aquí cuándo me cuestiono el futuro del ariete del Manchester United: ¿A dónde irá a jugar? ¿Seguirá en la Premier? ¿Vuelve al Mónaco? ¿España, Francia, Alemania?

 Tal vez fue aquella lesión contra el Chasselay en la Copa de Francia que inició todo. Aquel partido que condenó su participación en Brasil 2014, y es por eso que me pregunto si Falcao tiene nivel para jugar en un grande de Europa.

Recordemos que llegó a préstamo al Manchester de Van Gaal en plan grande, ya que tanto Welbeck como Chicharito tuvieron que hacer las maletas. Y seamos honestos, cuatro goles y  tres asistencias en 15 apariciones, es un buen desempeño para un jugador promedio, no del de Falcao.

Crédito: www.futbolred.com

Crédito: www.futbolred.com

Además de sumarle las lesiones en las que ha recaído y la falta de confianza que ha generado al cuerpo técnico (varios medios filtran descontento de Radamel), por lo que dudo que vaya algún equipo grande.

¿ Y qué equipo grande?

  • Chelsea en encuentra en perfectas condiciones con Diego Costa (aunque su carácter no le ayuda).
  • Manchester City con Agüero, Dzeko y Bony y hasta Milner están más que cubiertos.
  • Zlatan es inamovible en el PSG (pregúntenle a Cavani).
  • Real Madrid no piensa soltar a Benzema y no creo que el colombiano quiera ser banca.
  • Barcelona, además de no poder fichar, tiene confianza ciega en Suárez.
  • Bayern Munich está más que feliz con Lewandowski.

 Por esto es que me sigo cuestionando las palabras de Mendes. Sí, es un gran agente y ha colocado a grandes jugadores en grandes equipos y no dudo que me equivoque y acabe en uno de los antes mencionados pero, ¿lo hará por el bien de Falcao? ¿Podrá el “Tigre” pelear la titularidad? En verano lo veremos.

O la menos que se vaya a un equipo que no juegue Champions League, que al parecer es rutina en la vida de Falcao…

Oscar Lozano