Pantalones amplios de tiro alto con corte campana, trajes sastre de seda en rosa palo, abrigos de apariencia casi desordenada y pañuelos en el cuello. Vestidos plisados y faldas con corte sirena que al caminar exhibían botas de terciopelo que recorrían las piernas de las modelos hasta perderse arriba de la rodilla fueron algunas de las piezas que formaron parte de la colección de Alfredo Martínez otoño-invierno 2017, exhibida durante el tercer día de la Mercedes Benz Fashion Week México (#MBFWMx) en el Ex Convento de San Hipólito.

Alfredo Martínez, el diseñador jalisciense quien ha vestido a celebridades como Lana del Rey, Nicky Hilton y Candice Swanepoel, presentó su colección dividida en tres bloques que, a pesar de usar tonalidades diferentes, mantenían una línea hacia la esencia de piezas femeninas y estructuradas que tuvieron inspiración en David Lynch, el director de cine de películas como Sueños, misterios y secretos, 2001 y El imperio, 2006.

El primer bloque fue una serie de atuendos en una gama cromática que ascendía desde un rosa palo hasta el rojo carmesí abarcando desde trajes sastre hasta maxi abrigos. El segundo tenía piezas con mayor movimiento, como vestidos con estampados florales con tonos más oscuros como el fucsia y fondos negros. El tercero fue una culminación de la ideología que se pudo observar durante #MBFWMx, el maximalismo: aplicaciones extra grandes de metal en las prendas en una gama de colores oscuros, como el negro y el azul cobalto.

A través de esta colección, el diseñador plasma la imagen de la mujer con base en los personajes de las películas de Lynch, con piezas que tienen la delicadeza y dulzura de la seda, y de tonos rosas que se fusiona con la sensualidad del terciopelo carmín.

Esta colección fue presentada como una oda a la mujer contemporánea que, si bien evoca a su inteligencia y es fuerte e independiente, no le teme a mostrar su lado más vulnerable y sensual.

Alejandra Serrano