La Casa Comedy se encargó de las risas durante ambos días | Imagen: Héctor Tapia

Pocos cumpleaños son tan esperados como el número 18. Alcanzarlo significa, por lo menos en México, llegar a la mayoría de edad. El Vive Latino cruzó esta línea el pasado fin de semana y no dejó pasar la oportunidad de celebrarlo como merecía la ocasión.

La lista de invitados a la fiesta sobrepasó las 80 mil personas en cada uno de los dos días. Entre los anfitriones encargados de poner la banda sonora se encontraban actos como Julieta Venegas, Enanitos Verdes, Hombres G, Zoé y Justice, entre muchos otros.

En Diario UP tuvimos la oportunidad de sumarnos a la decimoctava edición del festival y aquí te contamos lo ocurrido el día sábado 18 de marzo.

Los días previos al arranque del Vive, el sistema meteorológico advertía que el fin de semana podría llegar acompañado de lluvias intensas. Sin embargo, el sol y el calor tenían otros planes, por lo que impermeables y botas permanecieron guardados.

Tanto los que llevaban cinco meses con sus boletos en mano, como los que adquirieron los suyos en la taquilla en la mañana sabatina, no podían esperar un segundo más para disfrutar del Vive Latino 2017.

Desde minutos antes de que se escucharan los primeros acordes de El General Paz & La Triple Frontera en la carpa Intolerante, personas de todas partes del país, así como visitantes extranjeros, ya desfilaban por miles en las inmediaciones del Autódromo Hermanos Rodríguez.

El tráfico en la zona, mayor al usual, evidenciaba el tamaño del evento.

La cantante y actriz mexicana Tessa Ia y el músico colombiano Esteman se encargaron de cortar el listón inaugural en la carpa Doritos y el escenario Indio, respectivamente.

A ambos no les faltó compañía. Camila Sodi apoyó desde el backstage a su media hermana Tessa Ia. Por su parte, Ximena Sariñana se subió al escenario donde Esteban Mateus (Esteman) y su conjunto apodado Estaband se hacían merecedores de los primeros aplausos del día.

Desde el mediodía y hasta aproximadamente las 18:00 horas, el sol no dio tregua alguna a los asistentes al festival. Afortunadamente, esta edición contó con una zona de esparcimiento a unos cuantos pasos del Foro Sol, donde familias enteras podían tomarse un descanso y realizar actividades recreativas.

Así, quienes decidían dejar atrás el sonido ska distintivo de Inspector podían entrar a El Parque y jugar canicas, pintarse el rostro, escalar un muro, decorar una pared con aerosol, o, porqué no, ver pasar las horas desde la comodidad de una hamaca. 

Las actividades de El Parque no tenían costo. ¡Buena oportunidad para hacerse con una camisa grabada! | Imagen: Héctor Tapia

Conforme se agotaba el día, la lista de bandas y músicos por ver se reducía. A medida que Shoot the Radio, Little Jesus y Meme cumplían con sus seguidores, la expectación por ver a los actos principales aumentaba.

A las 21:30 horas, cinco minutos antes de lo previsto en un horario que hasta el momento se había respetado, las luces del escenario Indio se apagaron. Los gritos que siguieron lo confirmaban: los Fabulosos Cadillacs estaban de vuelta en un Vive Latino.

Y aunque Vicentico, cantante de la longeva agrupación argentina, experimentó dificultades técnicas con su micrófono en un par de canciones, el público se pudo marchar satisfecho al haber escuchado éxitos como “Matador” y “Mal bicho”, sin mayor problema.

Prophets of Rage y Bronco pusieron fin, desde su estilo musical particular, al primer día de una fiesta que no hacía más que comenzar.

Lo más destacado:

Músicos de todos los rincones del país llevaron su sonido al Autódromo | Imagen: Héctor Tapia

– En el Autódromo Hermanos Rodríguez se instalaron cuatro escenarios no mayores a 2 metros cuadrados que, a lo largo del día, albergaron a distintos músicos “callejeros”. Estos tuvieron la oportunidad de llegar a miles de personas que se detenían a escucharlos, y así dejar claro que no se necesitan luces ni un gran espectáculo para transmitir un mensaje por medio de la música.

– El cine también estuvo presente en esta edición del Vive Latino, nuevamente de la mano de Ambulante. La carpa organizada por esta asociación proyectó hasta cuatro documentales con un tema en común: la música. Y así fue como, con la proyección de Supersonic, las canciones de Oasis se escucharon en el festival a 8 años de la separación de la banda inglesa.

– Y porque el fantasma de la deshidratación siempre ronda cuando la gente está expuesta por horas bajo el rayo del sol, los organizadores del evento decidieron tomar cartas en el asunto. En distintos puntos del lugar se rellenaban botellas, vasos y demás recipientes que pudieran contener agua de forma gratuita, ¡incluso bolsas de plástico!

El escenario Momentos Indio sorprendió con colaboraciones inesperadas entre miembros de Molotov y Marky Ramone | Imagen: Héctor Tapia

Las presentaciones que más disfrutamos:

  • MEME

Uno de los favoritos del público hizo su primera presentación oficial como solista en el Vive. Tan solo un año atrás, Emmanuel del Real, mejor conocido como Meme, tocó ante más de 70 mil personas en el escenario Indio acompañado de Rubén Albarrán y el resto de integrantes de Café Tacvba.

En esta ocasión, la pantalla de la carpa Doritos únicamente anunciaba su nombre y los reflectores y las cámaras lo siguieron en todo momento. Con el cabello recogido y unos pies que no se cansaron de bailar, Meme interpretó ocho canciones.

Y aunque el tiempo fue limitado, con una duración de aproximadamente 40 minutos sobre el escenario, la lista de temas seleccionada por el músico de 51 años fue variada: además de los temas compuestos de su puño y letra, cantó un tema de Café Tacvba, así como “Querida” en una suerte de homenaje a Juan Gabriel, al que incluso agregó una estrofa del éxito de Justin Bieber “Sorry”.

Antes de terminar su set, Meme agradeció el apoyo de sus hermanos, Ramiro y Renato, quienes se encargaron del bajo y la guitarra durante la presentación.

  • JAKE BUGG

Desde hace un par de años quedó claro que el término “Latino” en el nombre del festival no excluye al talento que no reside en el continente americano. Así se entiende que un joven de 23 años de edad, nacido en la ciudad inglesa de Nottingham, haya reunido a miles de personas a los pies del escenario VL.

A lo largo de las 15 canciones que interpretó, Jake Bugg permaneció fiel a su estilo. Desde las primeras líneas del tema “Simple as this”, el cantautor dejó claro que su voz y la guitarra que colgaba de su cuello serían los únicos protagonistas de la noche.

Quienes esperaban una exhibición de luces, fuegos artificiales y demás, recibieron en cambio melodías interpretadas poderosamente con el tono característico del cantautor británico y una demostración de su habilidad con las cuerdas.

La interacción con el público no llegó más allá de unos cuantos “Gracias” al término de cada canción; sin embargo, Bugg no quiso dejar pasar la oportunidad de recordarle a sus seguidores que México es uno de sus lugares favoritos.

Y, en este caso, las acciones dicen más que las palabras. Prueba de esto son las siete veces que se ha presentado en el país en los últimos cuatro años.

Héctor Tapia Martínez