Lily James y Richard Madden en los papeles principales. (disneystyle.com)

Falta poco menos de un mes para que Cenicienta llegue a las pantallas del mundo, y la estética de su vestuario ya está causando furor. Disney ha dado a conocer los bocetos originales de varios personajes, así como las imágenes oficiales del vestido de novia que lucirá la actriz Lily James en esta reinterpretación del clásico que todos conocemos y amamos.

El diseño de vestuario está a cargo de Sandy Powell, tres veces ganadora del Óscar. Powell se encargó de mezclar tanto la inspiración de la cinta animada como los cortes y estilos de la década de los 50. Su trabajo comenzó dos años antes del rodaje mismo.

La Madrastra, Ella, y el Hada Madrina, por Sandy Powell (disneystyle.com)

La Madrastra, Ella, y el Hada Madrina, por Sandy Powell (disneystyle.com)

El vestido de novia es algo que en la película animada de 1950 no recibió tanta atención, pero que ahora se convierte en una parte crucial de la expresión de todo lo que es Cenicienta, tanto como mujer como encarnando a un símbolo de la cultura popular. Para un momento tan importante, Powell decidió que Cenicienta volviese a su verdadera esencia: a la sencillez, a la dulzura, a una feminidad discreta y elegante.

Se trata de una prenda con líneas simples y suaves, en organza y seda color crema. Pintadas a mano encontramos flores en colores suaves, y las mangas y la parte superior del escote son semitransparentes (algo que por un momento nos recuerda al vestido de Elsa, en Frozen). Sandy Powell buscó expresar que la modestia y autenticidad de Cenicienta se mantienen incluso cuando está a punto de incorporarse a la realeza.

54da6b708d77134d68d3b73f_cinderella-3

(disneystyle.com)

El trabajo de 16 costureras y más de 500 horas estuvo a punto de perderse durante una sesión fotográfica, cuando James se acercó demasiado a un calentador eléctrico y el vestido prendió fuego. La capa superior quedó totalmente quemada y hubo que rehacerse a marchas forzadas.

La pieza contrasta radicalmente con la explosión de lujo que vemos en el vestido del baile. Ese vestido es el resultado de nueve versiones anteriores, cada una con 10 mil cristales de Swarovski. Son doce capas de nylon, poliéster, y seda, además de un corset. Pero el esfuerzo valió la pena: Lily James parece flotar con cada paso que da, y su simple contemplación nos transporta al mundo de ensueño y fantasía que es Cenicienta.

(disneystyle.com)

(disneystyle.com)

Para Richard Madden, el joven príncipe en turno, colores que son casi totalmente fieles a su contraparte animada, pero con cortes más modernos. Para la Madrastra, ahora encarnada por Cate Blanchett, fueron los colores fuertes y los accesorios llamativos; tal parece que Powell trabajó en sincronía con Colleen Atwood (Into the Woods) para hacer de la Madrastra un personaje que juega con los límites de lo caricaturesco, si bien la Madrastra de Powell aparece más refinada. En el caso del Hada Madrina, vemos un enorme malvavisco blanco y brillante, completamente distinto a lo que fue su versión original. Pero es Helena Boham Carter, y con Helena Boham Carter todo se vale.

Es tal la expectación que ha causado el estilo de Cenicienta, que varias marcas y diseñadores están lanzando colecciones inspiradas en esta cinta. Hot Topic presentó ya su línea de ropa en honor al personaje; la empresa de cosméticos MAC también tendrá a la venta productos afines a la película. Coco Rocha, Lauren Conrad, y la marca de esmaltes para uñas Morgan Taylor han hecho lo propio.

El estreno mundial de Cenicienta es el próximo 13 de marzo; sin embargo llegará a los cines mexicanos hasta el 19. ¡Aquí les dejamos el tráiler!

Michelle López