El doble ganador del Premio Nacional de Periodismo, Marco Lara Klahr, visitó el pasado 2 de marzo la Universidad Panamericana, campus México, para compartir su visión acerca de la actualidad del periodismo, y cómo hay que manejarse dentro del medio.

Con la presentación de mano de Mario Ortiz Murillo, titular de la materia de Periodismo Especializado, Lara Klahr inició la conferencia titulada Bye al periodismo generalista: Comunicación para el desarrollo, periodismo de responsabilidad social y transmedia.

El invitado, quien también ejerce como profesor en la Escuela Carlos Septién y como protector de las audiencias en la estación de radio IberoFM 90.9, considera que el periodismo no es un oficio.

“García Márquez se equivocó. Este pensar ha afectado lo que se piensa de este trabajo”, afirmó.

El ejercicio periodístico, añadió, ha evolucionado en los últimos años: “Nos hemos transformado en maquiladores de verdades”.

Sin embargo, aseguró, existe una alternativa a esta manera de hacer periodismo.

“Puede haber dos vertientes, vender verdades o un periodismo reticular”, expuso.

Esta última es una propuesta que considera puede abrir muchas posibilidades y brindar satisfacción, ya que se centra en realizar un periodismo que siga el interés de cada quien.

También recomendó tener un marco referencial del lugar a donde se arriba a trabajar, así como llegar empoderado y con visión propia de lo que se quiera hacer, ya que, quien entra sin referencia alguna de lo que trata la industria del infoentretenimiento, corre el riesgo de ser “devorado”.

Pese a esta nueva área de oportunidad, sí considera que la situación actual de los medios ha hecho que la vida útil del periodista promedio se haya visto mermada. “Es un puñado el que queda, por el deterioro. Eso nos quita garra y se combina con la precariedad laboral”, denunció.

Por otra parte, también habló acerca de cómo ve al periodismo y sus usos para el mundo actual.

“Mi visión es que el periodismo y la comunicación son fascinantes, necesarios e indispensables. Todo mundo nos necesita”, expuso Lara Klahr.

“Estamos en una era en la que el periodismo puede ser un arma para un cambio social. Cuando empecé, no había debates de deontologías, ahora existen. Esta es una época vibrante para el periodismo, pero tenemos que salir con una identidad”, sostuvo.

Para finalizar el diálogo, el reportero habló con los alumnos para resolver sus dudas acerca de cómo es trabajar dentro de los medios y darles consejos a los futuros periodistas.

“No den por cierto lo que ven, el móvil del periodismo es la duda”, concluyó.

Luis Gabriel Ramírez