Crédito: Getty Images

Crédito: Getty Images

La forma de comer de los mexicanos se basa, en muchos casos, en grasas, azúcares, embutidos y refrescos carbonatados. Esto ha contribuido a que la gran mayoría de la población suba de peso y nos encontremos incluso arriba de Estados Unidos en los índices de obesidad.

José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud, advirtió que resulta de gran importancia cuidar la dieta desde casa, ya que subir de peso puede desencadenar enfermedades delicadas.

“El problema más grave, la pandemia del siglo XXI, se llama obesidad y sobrepeso, y las consecuencias que tiene son enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, que tienen una relación estrecha con la obesidad”, advirtió.

Seguro alguna vez has sentido que no tienes tiempo para comer balanceadamente, ahora todos vivimos a mil por hora y no siempre se puede comer como se debe. Pero lo importante es que, en la medida que sea posible, procures medir las grasas y azúcares que comas, así como todo aquello que no te nutra, como la comida chatarra.

Uno que otro antojo no está mal, el problema se presenta cuando ya no es uno, sino muchos, y poco a poco incrementas una “mala dieta”, reduciendo tu nutrición e incrementando tu peso.

Entonces, para ahorrarte problemas más graves de salud y llevar una vida lo más balanceada posible, procura llevar una dieta que vaya de acuerdo con los requerimientos de tu organismo. Consulta a tu médico.