Para las celebraciones en torno al Día de Muertos la Aula Magna de la UP acogió una conferencia acorde a la fecha.

A cargo de la Amalia Quevedo, profesora e investigadora de la Universidad de La Sabana, Colombia, la plática “¿Se aparecen los muertos? Las respuestas de los filósofos”, ofreció una perspectiva sobre estas manifestaciones sobrenaturales, desde un punto racional y objetivo.

“Ningún tema es ajeno a la Filosofía. No es menos importante hablar de Aristóteles que hablar de fantasmas”, remarcó Quevedo ante un quórum desbordaba al Aula.

Pero, ¿cuál es el supuesto filosófico detrás de las apariciones de muertos?

La doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Navarra comentó que esto radica en la idea de la inmortalidad del alma, la cual fue sostenida filosóficamente por primera vez por Platón en su diálogo “El Fedón”.

En este escrito, el pensador griego propone que al estar un alma muy arraigada a un objeto material durante su vida, esta no se va a poder separar del cuerpo enteramente; por lo tanto, se aparecerá después de la muerte.

Quevedo añadió que otros filósofos, como el alemán Arthur Schopenhauer dicen que la creencia de fantasmas en unigénita al hombre: “Se encuentra en todas las épocas y en todos los lugares y quizás ningún hombre esté del todo libre de ella.”

Esto causa que haya vestigios de apariciones desde tiempos muy antiguos, y que estos fantasmas vayan cambiando con el paso de la historia.

“Los fantasmas también son un reflejo de nosotros mismos: aspiraciones, temores, nuestro modo de vida. Todo eso es una muestra de cómo somos, tanto en el plano individual como en el plano social. Las apariciones de la época victoriana no son las mismas que las de la antigua Grecia”, explicó Quevedo.

La Dra. Amalia Quevedo

Dra. Amalia Quevedo | Foto: María Villalobos

A lo largo de la conferencia, la ponente expuso distintos tipos de apariciones a través de la historia. Los más característicos son: los fantasmas Victorianos, que son personajes históricos; los fantasmas viajeros, que piden ser llevados a un destino particular; los poltergeist, que son demoniacos; e incluso otros muy peculiares como animales, coros fantasmas en Inglaterra, barcos, como es el caso del Holandés Volador; e incluso luces y olores fantasmas, que representan hábitos que tenía el fallecido.

Sin embargo, también explicó que actualmente es difícil tener una comprobación científica de su existencia, ya que la creencia de fantasmas está basada en testimonios. Las apariciones solo son vistos por una persona a la vez.

“Hoy en día se puede decir que son drogas, alcohol, montajes, fraude o engaño o errores de percepción o interpretación. No hay razones ni para demostrar que sí, ni para demostrar que no”, aclaró Quevedo sobre la postura de los científicos.

A pesar de esto, la cultura que se ha creado alrededor de las apariciones es muy popular en nuestros días; incluso son muy lucrativos los tours por rutas fantasmas.

La expositora explicó que, incluso en ciertas regiones de Europa aún hay condiciones jurídicas distintas para las supuestas casas embrujadas. Esto permite permite que los inquilinos tengan derecho a recuperar su cuota y salir de ahí inmediatamente.

Aunque la plática estaba dirigida en un primer momento a filósofos, al descubrir la académica la presencia de interesados de diversas áreas, realizó un coloquio más general. Para aquellos que estuvieran interesados en saber más sobre los fantasmas desde una perspectiva filosófica, a consultar su libro “Fantasmas: de Plinio el Joven a Derrida”.

María Villalobos