Las facultades de Filosofía y Derecho de la Universidad Panamericana organizaron el pasado 2 de febrero un debate sobre un tema complejo, el derecho a la rebelión. ¿Existe o no este derecho y en qué consiste?

Enrique Siqueiros fue el representante de la Facultad de Filosofía y definió su postura a favor de esta garantía: “Hay un legítimo derecho a rebelarse, a la desobediencia civil, porque hoy el Estado es omniabarcante (…) lo que hemos visto históricamente, y especialmente hoy, es que el Estado no está cumpliendo con su papel”.

La postura opuesta era esgrimida por Gustavo Garduño, de Derecho: “Para que haya un derecho tiene que haber una obligación, siempre. Los derechos son bilaterales, en el derecho a la rebelión no hay ningún obligado, por lo tanto, eso pierde su naturaleza jurídica como derecho.”

En el debate libre se marcaron aún más las diferencias y surgió un punto que se volvería central, la naturaleza humana, al cual se refirió de forma recurrente. La audiencia escuchaba ambas posturas: existía un ambiente propicio para el debate. Con la mezcla en el horno, se llegó a la mayor tensión en el final de esta etapa y principio de las preguntas del público.

Se citaron a Tomas de Aquino, Nietzsche, Sócrates, Friedrich Hegel, entre otros. Conforme avanzaron en argumentos, empezaron a aparecer puntos de encuentro, como que el derecho a la revolución no es aceptable ni es igual al de rebelión. Resaltaron que se podría dar una rebelión sin necesidad de hacer uso de la violencia.

El cierre se dio junto con propuestas y coincidencia. Alberto Domínguez (estudiante de cuarto semestre de Filosofía),  comentó, en una breve entrevista, su punto de vista de la conclusión: “Haya o no en la Constitución algo que permita la desobediencia civil, la desobediencia civil debe ser siempre mediante instituciones”.

Para finalizar, maestro Garduño exhortó a los estudiantes a cambiar la realidad actual.

“En la medida en que ustedes hagan algo para provocar ese cambio, su vida ya tuvo sentido, y el derecho a la rebelión se habrá ejercido”, concluyó.

Sebastián Escárcega Barrios