Don Álvaro fue reconocido en la Universidad

Don Álvaro fue reconocido en la Universidad

Este sábado se realizó en el Jardín Central de la Universidad Panamericana la misa de acción de gracias con motivo de la beatificación de don Álvaro del Portillo. Ya en la mañana, a las 05:00, hora de México, él había sido beatificado en Madrid, su ciudad natal.

A este evento asistieron tanto integrantes de la comunidad de la UP como miembros del Opus Dei. El ambiente fue principalmente familiar, incluso la universidad brindó facilidades de guardería. Ha sido el acontecimiento más destacado de los últimos meses.

La ceremonia inició con la lectura de la carta que el papa Francisco envió al prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, con motivo de esta beatificación. “Es un momento de especial alegría”, indicó el papa en su misiva. “Dios embellece a la Iglesia con la santidad de sus hijos”.

Se expresó también el agradecimiento a la Santísima Trinidad por la elevación de don Álvaro  a los altares. Fue una misa emotiva, en la que lo importante fue destacar al nuevo beato como ser humano: anécdotas de sus visitas a la UP, su donación de la Virgen que hoy decora nuestra Ermita, pero sobre todo la humildad de que siempre hizo muestra. Accesible, tranquilo, siempre dispuesto.

“Siempre con una sonrisa, pasara lo que pasara”, fue una de las afirmaciones. Surgió también una anécdota de la Nochevieja de 1990, cuando don Álvaro pidió a quienes le acompañaran que rezaran por él y, como él mismo dijo, “no hiciera el tonto al final”. Así se constató su sencillez.

El resto de la misa transcurrió entre las melodías del coro, las oraciones y lecturas de la Biblia, y una gran comunión en la que participó la mayoría de los presentes. Quedó la invitación a preguntarnos qué significa esta beatificación para todos nosotros, tanto personal y alumnos de la Universidad como quienes forman parte del Opus Dei en cualquier tipo de labor.

Al final de la misa, una de las más grandes y memorables que se hayan visto en la Universidad, los asistentes pudieron disfrutar de los momentos más destacados de la ceremonia realizada en España. Cabe destacar también que ahora Don Álvaro cuenta con su estampa de oración, y que a partir de esta beatificación podrá celebrársele cada 12 de mayo.

Michelle López